logo
logo

YO SOY

Gran parte de nuestra existencia consiste en no saber quién soy, y otra parte en descubrirlo. ¿Pero cómo lo hago? No hay un mapa que esté diseñado para tus propias exigencias; sino más bien cada uno debe ir creándolo a medida que experimenta su existencia. Estos mapas los creamos nosotros mismos, ensuciándose las manos de tierra, de lágrimas, de sufrimiento, de apegos etc. Y a medida que esto sucede ganamos y perdemos. ¿Que perdemos? El interés por nuestros éxitos terrenales, las máscaras que usamos día a día para aparentar lo efímero, las ganas de ser aceptado, las ganas de tener momentos de exaltación y continuo goce, las ganas de saber más, del amor romántico, del querer ganar, y muchas cosas que a medida que vamos perdiendo nos causan sufrimiento porque hemos estado apegados a ellos, creyendo que forman parte de nuestra Verdad; pero…

¿Pero qué? Gano muchas más y como la vida es un balance, a medida que me quita, también me da. Me da más compasión por la naturaleza y toda la humanidad; experimentamos una sensación de amor universal por otros. Entendemos que todo lo que sucede en este momento, bueno o malo es tan solo la medida perfecta de lo que se requiere en el camino para saber quiénes somos.

Hay algo particularmente curioso y es que genuinamente comprendemos que la espiritualidad no es un ritual, una religión ni la membresía a un grupo; pero si es el hecho de entendernos a nosotros mismos, de saber de qué vamos; de nuestro autoconocimiento. Esto nos indica que Yo Soy el Todo y la Nada; el Todo porque formo parte de un plan perfecto, y la Nada porque todo lo que creemos ser no lo somos. Si estás pasando por este proceso de perder y ganar, ¡alégrate!, estas manifestando quién eres.

Por: Johanna Aguirre